Este vídeo te será de mucha ayuda si tienes un bebé prematuro o conoces de alguien que lo tenga en estos momentos, ya que aprovecharemos una noticia que conocimos en Dinamarca en 2013 (donde se realiza esta técnica) para contarosla hoy a ustedes.

Resulta que a los bebés prematuros les ponían unos pequeños pulpos hechos a crochet para que los bebés se quedasen más tranquilos, agarrándose a los tentáculos del pulpo creyendo ellos que se trataba del cordón umbilical de sus mamás.