Tips para conseguir el mejor resultado en la decoración de tus paredes

Como todos sabemos, las paredes son el elemento que permite fusionar las demás partes del entorno.

Sin una pared adecuadamente decorada, el piso, los muebles y demás componentes decorativos podrían quedar huérfanos. Siempre que vayas a cambiar la imagen del salón se recomienda comenzar por ellas.

Aquí dejamos un par de ideas para que consigas tú camino sin mucho esfuerzo:

El primer paso a realizar es pintar o empapelar las paredes para que sirvan de elemento mediador entre los componentes del salón. Puedes apoyarte en papel con relieve.

Existen muchas alternativas que intentan imitar a elementos reales. En caso de que el destino sea el baño, complementa el papel con una capa de barniz para extender su durabilidad.

Para los dormitorios, una opción puede ser solo empapelar la pared del cabecero y pintar las demás con los colores y los diseños deseados. Esto dará una sensación más dinámica.

También puedes acudir al papel con textura que es más resistente a los roces y por tanto más duradero. Las líneas verticales son muy utilizadas para dar una sensación de mayor altitud.

Si las paredes quedan descubiertas, puedes adornarlas a partir de cuadros y pinturas. Estos elementos darán una sensación decorativa más sofisticada y son una herramienta muy eficaz para hacer complementos al concepto general de la decoración.

Los espejos también son una opción fantástica. Ten en cuenta que si vas a usar rayas verticales, deberás adornar con espejos asimétricos para que no haya una ruptura del patrón de la pintura.

Los rodapiés de las paredes deben ser acordes a la carpintería de la casa, al estilo de las puertas y ventanas y deben ser armoniosos con el resto de muebles.

Incluye molduras en los techos y las paredes. Puedes replicar modelos originales o bien buscar modelos que sean de tu gusto. La idea es transmitir parte de tu personalidad en estos elementos.